Aguraingo Informazioa www.agurain.org clear1x1.gif
clear1x1.gif
clear1x1.gif

Inicio
Natura
Galería
Plenos
Arkeologia
Visita
Opinión


Agenda
Eskualdea

Nuestra dirección

 

Los de siempre contra familiares de presos vascos en Donostia

Los cosacos del Kazan


Antxon Arrizabalaga | Izaronews, 15 de septiembre de 2008

Primero el gobierno vasco prohíbe una manifestación de los familiares de los presos y luego nos perturba la fiesta con un gran despliegue de su policía, justo la misma que echamos en falta, por ejemplo, cuando vemos la impunidad con la que se introduce la droga en nuestro país.

Ayer parecía que nos han dedicado un despliegue-demostración, similar al que a veces nos hace el ejército español ocupando algunos de nuestros pueblos. Es probable que esto también tenga que ver con las próximas elecciones, en una ciudad en la que la mayoría del voto se inclina hacia formaciones contrarias al abertzalismo. Seguramente los partidos que componen el gobierno vasco, vulnerando el derecho fundamental de reunión y manifestación de los familiares de presos, querrán contentar o atraer a esos votantes y quien sabe, quizás incluso jueguen a lograr su apoyo para recurrir ante el Tribunal Europeo de DDHH.

En la calle Mayor hemos podido ver como una formación de unos veinte ertzainas, vestidos con ese uniforme de dar miedo que utilizan, y apuntando sus armas lanzapelotas hacia los cuatro vientos, avanzaba desde el Boulevard hacia la iglesia Santa María. Avanzaban contra nadie y apartándonos contra las esquinas a todos los que nos encontrábamos tranquilamente tomando un txakoli, pues los establecimientos estaban a rebosar. Lógicamente los ciudadanos nos hemos sentido molestos pues no entendíamos la tensión a la que nos sometían donde no estaba sucediendo nada.

Allí estaba Berde, quien ha abandonado precipitadamente la citada calle, no sin que uno de los presentes le haya preguntado si ese es el tratamiento del PNV a estos temas. “No hay que confundir una cosa con la otra” ha dicho una de sus acompañantes. Otra de las allí presentes ha preguntado tras ser arrinconada qué había de malo en tomar un txakoli a lo que un ertzaina saliéndose de su formación y dirígiéndose hacia ella, no con buenas maneras, le ha espetado que aquel no era buen sitio para potear. Que se lo digan a los dueños de los establecimientos “de lo viejo”, y que lo hagan cuando vayan a cobrar los impuestos con los que les mantienen a ellos.

Justo desaparecida la formación entre la masa que llenaba la calle y mientras descargábamos la tensión vivida haciendo todo tipo de comentarios, irrumpe en la calle desde el Boulevard, la txaranga de los Bebes de la Bulla, tocando los “cosacos del kazan”. El sentimiento de liberación de todos los presentes ha sido inmediato. Todos hemos comenzado a aplaudir, a reír por lo insólito de la situación y muchos a saltar y bailar al son de sus compases. Y hemos visto claramente qué es lo que el pueblo desea y qué es lo que el gobierno vasco se empeña en denegárselo.

En mi opinión lo sucedido es una afrenta y un castigo a los familiares de los presos, impidiéndoles el ejercicio de uno de sus derechos fundamentales y también es un castigo a la población que quiere disfrutar de una de sus fiestas. No entiendo quien ni cual es el beneficio de estas gestas que nos organiza el gobierno vasco, salvo que en él tengamos “un cosaco en su brioso corcel, que va a la estepa siempre al trote, que del mundo es un azote, zote, zote….”, y a quien solo se me ocurre decirle que está siempre a tiempo de someterse a un buen tratamiento. Iritzia

 

Inicio -- Natura -- Galería -- Plenos -- Arkeologia -- Visita -- Opinión

clear1x1.gif
Inicio Correo